Spring Breakers, una película igualitaria

El otro día iba en el colectivo y pensé por qué me había gustado tanto Spring Breakers. ¿Por lo pop? ¿Por lo reventada? ¿Por la música o las actuaciones? ¿Por cómo está montada? ¿Por los recursos que usa? ¿La historia? ¿Todo? ¿Me gustó porque sí, sin ninguna explicación?

En Spring Breakers un grupo de cuatro amigas se va a pasar las vacaciones del descontrol (acá sería lo que hacen los adolescentes en Villa Gesell, en San Bernardo) a Florida. Ahí, en medio del descontrol (descontrol, descontrol, mucho descontrol), terminan detenidas y quien paga la fianza es un rapero medio delincuente que las adopta casi como sus angelitos. Lo que sigue es una sinfonía del reviente pop que nadie debería dejar de disfrutar.

Spring Breakers me gustó por todo eso que puse al principio pero también me gustó porque es una película que logra que uno termine creyendo en ella. Presenta todo: los personajes, el conflicto, las locaciones, la estética y uno ahí o se deja llevar en un acto de fe que termina disfrutándose como nunca o uno empieza a cuestionar y a indignarse como le pasó a la pareja que estaba al lado mio en el cine, que empezó a bufar en la tercer escena y en la última dijo “no lo puedo creer”. Es exactamente eso: creer en el cine, en los espejitos de colores, en los colores saturados de los trajes de baños de las protagonistas contrastados con un estacionamiento gris, con un pool feo, con una casa destruida. Es creer en un piano blanco a la orilla de una perfecta piscina, es creer en James Franco cantando Britney Spears.

Es, además, una película muy feminista. No en el sentido de que está a favor del aborto o en contra de los piropos callejeros. Es una película feminista porque acá ninguna mujer se come ninguna, toman y se drogan y cogen y roban y hacen lo que sea al mismo ritmo que los hombres. No son ni miedosas ni inocentes ni desprotegidas ni tontas. Son lindas, están buenas (muy, muy, muy buenas), garchan y nadie les dice nada. Tal vez en lugar de ser una película feminista debería decir que es una película igualitaria.

One thought on “Spring Breakers, una película igualitaria

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s