BAFICI / Día 5

La fille du 14 juillet de Antonin Peretjatko en Competencia Vanguardia y Género

Es demasiado: absurda, crítica, aburrida, divertida, tonta, profunda. Es demasiado por querer ser tanto pero además cuando es absurda es muy absurda, cuando profunda muy profunda y así.

la_fille_du_14_juillet_1_-_vimala_pons_-_defile_du_14_juillet

Un médico que no es médico, el guardia de seguridad de un museo, una chica que no registré qué hacía, su hermano y otra chica que tampoco registré qué hacía (aunque en este caso porque es tan bella que diría que por ella o sólo por ella vale la pena ver la película) se van en un auto destartalado a unas pequeñas vacaciones pero en el medio van a una feria, les roban, los secuestran, van a una semi fiesta a la casa del médico que no es médico.

Hay una estética medio de cine mudo, slpastick, cierto contacto con los Monty Python, también política, desempleo, crisis en Francia, juventud, fiestas y bueno, lo del principio, sio quisiera enumerar todo lo que hay no termino más.

Chigger Ale de Fanta Ananas en Competencia Vanguardia y Género

Un cortito sobre un negro nazi que viene del espacio a asustar a Etiopía donde todos lo miran, se burlan, se rien de él, le arrancan el bigote. Dura diez minutos y está bien, era lo que la idea podía dar.

c2521bfee169c226099b9168e0b93ff0_XL

Una canción coreana de Gustavo Tarrío & Yael Tujsnaider en Competencia Argentina

Hace algunos meses fui a comer a un lugar del Bajo Flores que está medio de moda. Se llama Una canción coreana, se come comida ídem y se lo recomendé hasta a mi kioskero amigo. De casualidad me enteré de que en el festival había un documental sobre Ana, la dueña del restorán. Hasta ahí todo muy bien, incluso el trailer de la película era muy prometedor.

BAFICI-Cancion-coreana

El documental son dos cosas: un documental sobre Ana, dueña del restorán, dueña de un bazar y cantante lírica (aunque el orden debería ser exactamente al revés de cómo lo puse) y la obra de teatro en la que participó Ana, poniendo su cuerpo y su voz. Pero al mismo tiempo es un documental sobre el documental. Es decir: un documental sobre el proceso de producción de un documental. Sobre la búsqueda que sucede cuando uno hace una película que depende de muchos factores externos a uno. El marido de Ana, entonces, toma protagonismo por los mails sobreimpresos en pantalla que se mandó con una de las directoras del documental, donde sugiere cosas para la película, permite algunas o prohibe otras: todo lo que sucede en cualquier producción. Con el correr de los mails el marido de Ana empieza a volverse más y más el villano de la historia y Ana más y más un ángel bajado del cielo que no tiene mucho que decir. Pero al fin y al cabo vale la pena ver la película. Vale la pena ver la película por Ana. Por esa mirada luminosa que tiene. Por esa voz de mil registros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s