final1024

Fue una joda y quedó.

En 1974, cuando Siggi era el director de una escuela primaria en Reykjavík, un profesor le regaló el pene de un toro en plan chiste (los islandeses y el humor) y a Siggi le pareció una buena idea empezar a coleccionar penes de mamíferos (los islandeses y sus ideas) y un día la familia de Siggi le dijo que tendría que abrir un museo y cuando Siggi mudó todos los penes al museo su mujer se alivió, ahora habría más lugar libre en la casa.

Siggi se convirtió entonces en el dueño del único museo falológico del mundo con más de 300 penes que incluyen: osos extinguidos, hamsters, lobos, cachalotes, ballenas, zarigüellas. Todas las especies que uno piense salvo una y de eso trata el The final member: al único museo falológico del mundo le falta un solo pene, el del ser humano.

Primero: hay un museo de pitos cuyo dueño es un tipo adorable y macanudo (y sí, son esas las dos palabras que lo definen). Un museo con cientos de frascos con formol y con penes adentro de todas las especies. Suficiente para hacer un documental. Cómo surgió el museo, por qué. El tabú que hay alrededor, todavía hoy, siglo XXI, alrededor de los penes, indicado por algunos estudiosos que aparecen en la película validando el museo: no estamos frente a un pervertido fanático de los penes, estamos frente a un tipo al que le parece necesario hablar siempre de lo que nadie habla. Y, en este caso, enfrascarlo y convertirlo en museo.

Segundo: los postulantes. Los verdaderos personajes de la película son los dos hombres que han firmado un permiso para que sus penes pasen a ser el primer pene del museo. Ellos son:

Pall Arason, aventurero islandés, bon vivant, donjuán, noventa y tantos años, firmó el contrato a mediados de los noventa y a mediados de los noventa también quisieron hacer un molde de su pene y lo bañaron en una especie de yeso y casi no la cuenta. Si Pall se muere, su pene va al museo aunque hay un problema: el pene de Pall, como el de todos los ancianos del mundo, está encogiendo y tal vez no llegue a cumplir una medida reglamentaria para entrar al museo.

Tom Mitchell, un excéntrico californiano que llama Elmo a su pene, y que habla de Elmo con toda la naturalidad con la que uno hablaría de un amigo de toda la vida. Tom está dispuesto a que le saquen el pene estando él vivo para mandarlo al museo. Quiere hacerlo para que todos conozcan a Elmo pero también como un acto patriótico, incluso se tatúa la bandera rayada y con estrellas ahí, en la puntita.

Tercero: Islandia. Los paisajes, acantilados, las montañas nevadas, Siggi manejando su auto y traspasando una cortina blanca de nieve, los hombres bajo la lluvia cantando alguna especie de himno, la familia de Siggi a la que en ningún momento le resulta problemático ni custionable la colección de Siggi, el primo médico de Siggi que lo quiere ayudar a completar la colección, la tranquilidad con la que Siggi anuncia que su salud ha empeorado, que sabe que no le queda mucho tiempo de vida. Pareciera que no, pero es fundamental que la película se desarrolle entre todos estos personajes en esa isla remota de 300000 habitantes donde todos se conocen.

The final member funciona porque logra combinar todos esos elementos y sostenter la intriga hasta el final del documental: ¿Siggi se va a morir? ¿Llegará a ver el primer pene exhibido en el museo? ¿Se convertirá su pene en ese primer pene? ¿Tom se cortará el suyo? ¿A Pall le desaparecerá porque sí?

La película es ágil y divertida y a pesar de la rareza que significa un museo de pitos, jamás se pone chabacana ni boluda ni juzgona. Logra hablar del tema con seriedad pero tampoco entrando en un terreno científico que podría aburrirnos a muchos. Nos atrapa y durante poco más de una hora logra que hablemos sin ponernos colorados ni nerviosos de pitos, muchos pitos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s