before1024

Las consecuencias del amor

Llego un poco tarde pero confío en que hay muchos como yo que retrasaron la última de la trilogía por miedo.

Es así: cuando yo vi las dos primeras, Befote sunrise y Before sunset, se convirtieron en mis películas preferidas durante varios años. Guardaba recuerdos hermosos de ellas, las había visto con un ex que en ese momento me parecía tan encantador que siempre quise ser su Celine. El tiempo pasó, crecí, me separé y alguna vez volví a ver algunas escenas de las películas y lo único que sentía era vergüenza ajena: ella me parecía una loquita más y él un seductor empedernido y medio boludo, un donjuán pasado de rosca.

Cuando salió Before midnight tuve miedo de terminar de no soportar a Jessie y Celine y, peor, terminar odiándolos con todas mis fuerzas. Y yo no quería que pasara eso, yo quería seguir conservando algo del cariño que les tuve alguna vez, como todavía siento cierto cariño por Ráfaga porque los vi muchas veces sosteniendo una bandera y coreando temas casi con lágrimas en los ojos.

Entonces no la vi. La dejé olvidada, leí muchas cosas, supe que se planteaba una gran crisis de la pareja como si eso no estuviera bastante implícito en el nombre de la película que marca el fin de la trilogía, el fin del día completo que pasaron ellos, primero conociéndose, después eligiéndose y ahora viendo si las doce campanadas rompen el hechizo de amor que los mantuvo juntos tanto tiempo.

Hace unos días estaba sola en casa (otro de los motivos por los cuales no la quería ver es porque trato de evitar lo que llamo “películas para no ver si estás en pareja¨ como El amor, primera parte; Revolutionary road o 5×2) prendí el tele, apareció ahí y le di play, pensé que iba a apagarla a los quince minutos pero a los cuarenta estaba todavía sentada, atenta, contenta: ellos también habían crecido.

Qué pasa en Before midnight. Jesse y Celine pasaron el verano con sus mellizas y el hijo de él (que vive con la madre en Estados Unidos) y otras parejas en la casa de un escritor en Grecia. La película arranca con Jesse despidiendo a su hijo que se vuelve con la madre y después ellos en el auto, las nenas en el asiento de atrás durmiendo, hablando.  Hablando. Hablando. Hablando. Hay decenas de planos secuencia de ellos dos hablando. Caminando y hablando. En el auto y hablando. Sentados y hablando. Porque lo que mejor saben hacer Jesse y Celine es hablarse. De todo. De todos. Pasando por todos los registros: el chiste, la anécdota, los recuerdos, los debates filosóficos, el amor, el odio. Y todas las conversaciones de Jesse y Celine desembocan en lo mismo: ya no son felices como antes.

Todavía hay en ellos algo de adolescencia eterna, eso por lo que se enamoraron y por lo que todos los que odian las películas las odian: son la pareja más intensa ever. Pero en esta última parte de la gran historia de amor esa intensidad está puesta al servicio del conflicto y ese es el motivo más grande por el que vale la pena: esa intensidad ya no es lo que los enamora sino lo que los distancia. Ya no se soportan. Pero al mismo tiempo sí. Y al mismo tiempo: uno también se reconcilia con Jesse y Celine.

Hay que verla porque no sucede muchas veces que el verosímil sea tal que uno termine incómodo en la silla. La naturalidad de los personajes y la manera en la que se hablan, se miran y se tocan hacen que uno piense que en realidad está espiando a los vecinos de abajo, esa pareja tan adorable y perfecta con hijos tan hermosos que sonríe en el ascensor y cuentan anécdotas completándose las frases pero que cuando cierra la puerta se miran y saben que ya no pueden más y al día siguiente los volvés a cruzar en el ascensor y así.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s